Las restricciones de tráfico en grandes ciudades europeas y el auge del e-commerce (comercio online) han acelerado los planes de futuro de muchos fabricantes de vehículos industriales. Las alternativas actuales se reducen al uso de combustibles sostenibles como el Gas Natural Licuado o la pila de combustible (hidrógeno) pero el camino hacia la electrificación es un hecho que todas las marcas han aceptado, DAF Trucks entre otras. Es por ello que el fabricante de Eindhoven acaba de firmar un contrato de colaboración con la compañía tecnológica VDL Groep para desarrollar su futuro camión de reparto 100% electric: DAF CF Electric.

DAF CF Electric

Es empresa familiar holandesa se dedica desde 1953 a la producción de componentes y piezas para el sector de la automoción, en especial del apartado eléctrico. El DAF CF Electric ya es una realidad que circula por nuestras carreteras montando las baterías VDL E-Power de última generación. Un sistema que se instala en la fábrica de VDL Groep tras la producción del camión en las plantas de DAF Trucks.

Tal como admiten desde la propia firma, no son los primeros en lanzar un vehículo de estas características pero si han trabajado duramente para que su producto final sea óptimo y realista. Lo hace gracias a la implicación directa de un productor experimentado en la electrificación de vehículos utilizados para el transporte público y situado también en Eindhoven. “Representa una tremenda oportunidad para que dos compañías de tecnología basadas en la misma localidad lideren el mundo de los vehículos eléctricos comerciales» comentó el presidente del grupo VDL, Willem van der Leegte.

EL CAMIÓN

El DAF CF escogido para desarrollar una variante 100% cero emisiones es la configuración 4×2, ideal para la distribución urbana con hasta 40 toneladas de carga. Una vez pase por la planta de VDL Groep se transformará en un modelo 100% eléctrico con un motor de 210 kW situado justo en el centro del piso.

Baterías VDL Groep.

Las baterías de ion litio de 170 kWh ofrecen una autonomía real de 100 kilómetros pero lo mejor es el tiempo de carga necesario: tan solo 30 minutos en un cargador rápido para llegar sobre el 80% de la carga. Si lo que se busca es una carga completa el plazo se elevaría hasta las 1,5 horas. El par máximo es otro de sus puntos fuertes ya que al ser eléctrico es capaz de entregar los 2.000 Nm de fuerza de manera automática, una fuerza bruta capaz de superar cualquier cuesta o arranque imprevisto.

Los beneficios de la movilidad eléctrica son destacables para el reparto urbano y más tras las recientes normativas europeas de polución. Un vehículo 100% eléctrico y por tanto sin ningún tipo de emisiones nunca dependerá del grado de contaminación para poder realizar su trabajo. Su sigilo también es importante para trabajar por la noche, un momento clave para el reparto del comercio.